El parricida había sido denunciado por su ex pareja

Las pequeñas Amets (de 9 años) y Sara (de 7 años) aparecían muertas en casa de su padre, presuntamente él mismo habría acabado con la vida de sus hijas. Investigan si una barra de hierro es el arma homicida. Todo comenzó el jueves por la tarde, su padre se lanzaba al vacío desde la A-8 y fallecía. Cuando lo encontraron muerto, los agentes se desplazaron a su domicilio, a 12 kilómetros, en San Juan de Arena. Calle del Quebranto. El jueves, Iñaki, separado desde hacía meses de su compañera sentimental, le tocaba cuidar de sus pequeñas que no aparecen. Cuando llegan a la vivienda el felpudo ensangrentando les hace temer lo peor. Ya dentro, comprueban la magnitud del desastre.

Valorar:starstarstarstarstarEnviar:Enviar: Compartir:twitterdeliciousdiggFarkItmyspacemeneame
Buscar:  Buscar:
Vídeos|  Fotogalerías|  Audios
  • Vídeos
  • Fotogalerías
  • Audios
  • Vídeos
  • Fotogalerías
  • Audios